Manicura y pedicura

Cómo tener unas uñas sanas y fuertes en verano

Cuidar uñas en verano

El verano es una época del año preciosa y que nos encanta, pero también es más delicada a la hora de cuidar nuestro cuerpo (por fuera) es decir, es una época donde toca prestar atención a nuestros cuidados para mantener todas las partes de nuestro cuerpo sanas y fuertes, ya que estamos más expuestos a las altas temperaturas y a factores como el cloro, la sal, la arena, el sol, etc.

Sabemos que hay que hay que cuidar de la piel o el cabello, por ejemplo, pero ¿que ocurre con las uñas? Las uñas también sufren los cambios de temperatura y demás elementos a los que se expone durante este periodo. Por eso es necesario tener unas pautas para cuidarlas y mantenerlas sanas, no solo para que luzcan preciosas y puedas presumir de uñas 😉 sino también por la salud de las propias uñas.

Uñas bonitas, sanas y fuertes

Cuidar de tus uñas es muy sencillo, solo hay que mantener una rutina básica para que estén protegidas todo el verano, te lo contamos:

  • Mantén las uñas limadas: con las uñas bien limadas podemos evitar que se creen bacterias debajo, debido a la humedad, el cloro o incluso la arena. Mantener un limado uniforme saneará las uñas para su posterior crecimiento.
  • Uñas hidratadas: con la propia crema de manos se mantendrán hidratadas, también se pueden hidratar con aceite de oliva o aceite de almendras.
  • Alimentación correcta: la alimentación influye en todo nuestro cuerpo, incluidas las uñas. Para fortalecerlas, los productos con vitaminas B, E y Omega 3 como el pescado azul o el aceite de oliva son perfectos; otro truco para fortalecer las uñas es comer ajo o limón.
  • Esmalte de calidad: utiliza esmalte de calidad, ya que los esmaltes malos pueden llevar químicos y/o elementos perjudiciales para la salud de tus uñas.
  • Higiene y cuidados: tener una higiene correcta es importante. Mantenerlas limpias y limadas para evitar que se debiliten y, por supuesto, en el caso de llevarlas pintadas, depintarlas con frecuencia con quita esmalte para dejar que respiren y poder observar su forma y color.

Además, realizar un saneamiento periódico con la ayuda de un profesional te ayuda a empezar de cero y tenerlas fortalecidas y bonitas desde el principio. Una manicura y pedicura hecha por un/a experto/a aportará calidad a tus uñas, recibiendo los cuidados con la delicadeza que se merecen, sin olvidar que te darán todos los consejos necesarios y concretos para cuidar de ellas a la perfección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *